inoticia

Noticias De Actualidad
Un poema de Marie Howe: El juego

La infancia es una fuente de inspiración fructífera para los artistas, pero algunos vuelven a ella más que otros. La poeta Marie Howe es una de ellas. Creció en una gran familia católica, la mayor de nueve hermanos y una de 100 primos hermanos; ella dicho en 2017 esa familia es “donde todo pasa”. Si la imagen que me viene a la mente es agitada y alegre, Más barato por docena–Tipo hogareño, deberías leer sus poemas: Las viñetas que pinta pueden ser oscuras. Varios miembros de la familia lucharon contra el alcoholismo, que provocó violencia y caos. Y en 1989, su hermano Johnny murió de complicaciones relacionadas con el sida a los 28 años.

En la misma entrevista de 2017, Howe dijo que el trauma compartido, y el alcoholismo, en particular, finalmente separó a su familia. “Por mucho que quieras estar todos en la misma habitación, la naturaleza de esa enfermedad fragmenta cualquier entendimiento unificador”, dijo. En su poema “El juego”, vuelve a visitar un momento antes de que su familia se dividiera, cuando sus hermanos y hermanas crearon su propio mundo imaginario. Podían ser quienes quisieran ser: los nueve estaban juntos, ninguno perdido y el tiempo estaba bajo su control. Es un recuerdo dulce y premonitorio. El juego es tan extrañamente específico, en la forma en que suelen ser los inventos de los niños, que casi parece que los hermanos podrían permanecer aislados para siempre. Pero fuera de la ciudad del sótano, el reloj funciona de manera diferente. Su mundo todavía está congelado en el tiempo, en las páginas de esta revista, pero los niños reales ya no están en él.


Puedes acercar la página aquí.

About Post Author