inoticia

Noticias De Actualidad
¿Murió esta madre soltera tratando en vano de salvar a sus hijos?

Había tanto en el horizonte para Latoya Jackson y sus tres hijos en el verano de 2015.

Su hijo menor, Kantrell, estaba a punto de comenzar el jardín de infancia. Su hijo mayor, Andrew, se estaba preparando para terminar la secundaria. Y toda la familia se había mudado recientemente a una nueva casa en el lado sur de Chicago.

No estaba muy lejos de esa casa en el vecindario de Chatham donde varios de los miembros de la familia de la madre soltera de 27 años se reunieron para un picnic el 18 de julio cuando se enteraron de que los vecinos se quejaban de un hedor impío que venía de su casa.

Durante las primeras horas después de que llamaron a la policía para realizar un control de bienestar, nadie sabía realmente lo que estaba pasando. Estaba claro que Jackson y sus hijos no habían sido vistos por un tiempo, ella no respondía llamadas telefónicas y algo andaba mal.

Pero aún existía la posibilidad de que todo fuera un malentendido.

April Bussell, amiga de Jackson desde hace mucho tiempo, le dijo a The Daily Beast que fue su primer pensamiento cuando recibió una llamada de que su mejor amiga había desaparecido.

“’No, Toya no ha desaparecido. Ustedes no dicen nada sobre los niños y sé que ella no los dejaría ‘”, recordó tranquilizándose a sí misma.

La realidad no se asimiló, dijo, hasta que condujo hasta la casa de Jackson en la cuadra 8300 de Drexel Ave.

“Llegué allí … y nunca había olido un cadáver en mi vida, pero puedes olerlo, es tan fuerte”, le dijo a The Daily Beast entre sollozos.

Los oficiales que realizaron el control de bienestar encontraron cuatro cuerpos en la casa, todos muy descompuestos después de pasar desapercibidos durante días en el sofocante calor del verano. Fueron descubiertos el 18 de julio de 2015, cuatro días después del cumpleaños 28 de Jackson.

“Habían estado en la casa durante tanto tiempo antes de saber que los niños estaban allí”, dijo Bussell.

El espantoso descubrimiento fue el comienzo de una pesadilla de la que los amigos y la familia de Jackson nunca despertaron. Pasarían ocho meses antes de que las autoridades identificaran oficialmente a dos de las víctimas como hijos de Jackson. Pero los amigos y la familia no necesitaban que el médico forense supiera de quién eran los restos.

“Ella no podría vivir sin ellos, y ellos no podrían vivir sin ella”, dijo Bussell.

Las cuatro muertes se consideraron homicidios. Una autopsia determinó que Latoya había muerto por estrangulamiento de ligaduras, con la Chicago Tribune citando una fuente policial en ese momento que dijo que se había encontrado un cinturón cerca de su cuerpo.

Los informes de los medios también dijeron que la joven madre parecía haber sufrido un traumatismo en la cabeza, algo que la prima de Bussell y Jackson, Lisa Jackson Ray, le dijo a The Daily Beast que les dijeron las autoridades en ese momento.

“Toya fue estrangulado con un cinturón y golpeado en la parte posterior de la cabeza con algo”, dijo Bussell.

Dijo que creía que alguien tenía que haber golpeado a Jackson por la espalda para incapacitarla antes de estrangularla, porque “es una luchadora” y no habría dejado que nadie le pusiera un cinturón alrededor del cuello a menos que se hubiera “desmayado”.

El hijo menor, Kantrell, fue identificado formalmente como uno de los fallecidos a fines de julio, pero Andrew y Kameron no fueron nombrados oficialmente como víctimas hasta el próximo abril.

Inicialmente se dijo que las autopsias de los niños no eran concluyentes, pero pruebas adicionales determinaron que habían muerto como resultado de un incendio dentro de la casa, debido a la “inhalación de productos de combustión” y la “toxicidad por monóxido de carbono”, la Oficina del Médico Forense del Condado de Cook. dijo a los periodistas en abril de 2016.

Las circunstancias que rodearon el incendio aún no están del todo claras más de seis años después. El Departamento de Bomberos de Chicago no respondió a una solicitud de comentarios sobre el asunto.

Los bomberos en ese momento dijeron que los niños murieron como resultado de un “incendio incendiario” que había dañado el interior de la casa pero que nunca se había extendido al exterior. “Hubo indicios de fuego en el interior, pero nadie informó del incendio”, dijo a la prensa el portavoz del Departamento de Bomberos de Chicago, Larry Langford.

Un oficial de bomberos citado por el Chicago Sun-Times Casi una semana después de que se encontraron los cuerpos, se reconoció que también se habían encontrado marcas de quemaduras en las víctimas, pero dijeron que las autoridades no estaban seguras si fueron quemadas antes o después de su muerte.

“Quienquiera que haya hecho esto … cuando estrangularon a Toya por primera vez, intentaron prenderle fuego”, dijo Bussell que sospechaba. “El vecino decía que olían humo, pero no les bastaba con pensar que había un incendio”.

No estaba del todo claro cómo se extinguió el fuego, pero Glenn Corbett, un experto en ciencias del fuego que trabaja como profesor asociado en el John Jay College of Criminal Justice, le dijo a The Daily Beast que era posible que el fuego se hubiera extinguido por sí solo si estaba en un “espacio herméticamente cerrado”.

“Literalmente, puede tener una situación en la que todo el oxígeno de la habitación se consume y el fuego se apaga”, dijo. “Sin embargo, ese es un evento bastante raro, en la mayoría de las situaciones”.

Los niños habrían muerto bastante rápido si hubieran sucumbido a la inhalación de humo del fuego, según Corbett. Además del monóxido de carbono que se libera durante un incendio, “puede obtener cianuro de hidrógeno [from the burning of synthetic materials], que en realidad es un poco más desagradable que el monóxido de carbono “.

No estaba claro cuánto tiempo habían estado los cuerpos en la casa antes de ser encontrados, dijo en ese momento Frank Shuftan, portavoz de la Oficina del Médico Forense. Un portavoz de la agencia le dijo a The Daily Beast que el médico forense no pudo decir exactamente cuándo habían muerto las víctimas.

Para la familia y los amigos de Jackson, lo único que está claro es que la madre soltera murió protegiendo a sus hijos y ellos a ella.

“Creo que el hijo mayor estaba tratando de salvarla”, dijo la prima de Jackson, Lisa, a The Daily Beast, y dijo que recordó que le dijeron que habían encontrado a Andrew cerca de ella.

Bussell también dijo que habían encontrado a Andrew cerca de su madre.

“No podían abrir la puerta al principio, porque su cuerpo estaba allí”, dijo.

Latoya Jackson fue encontrada boca abajo en un porche cerrado, al lado de una puerta. El Chicago Tribune informó en ese momento que uno de sus hijos fue encontrado boca abajo justo al otro lado, los dos separados solo por la puerta cerrada.

“Si veía que sus hijos sufrían daños, simplemente salía para tratar de protegerlos”, dijo Jackson Ray.

Dos niños fueron encontrados boca arriba en una cama en la otra habitación, aparentemente habiendo sucumbido a la inhalación de humo mientras dormían.

“Esta fue toda una generación de niños. … Un niño de 5 años, un niño de 11 años… esta es toda una generación ”, dijo Bussell.

Todo el vecindario quedó conmocionado por el descubrimiento. Los vecinos que antes estaban acostumbrados a ver a los tres hijos de Latoya jugando en el patio trasero, ahora vieron a los investigadores entrando y saliendo de la casa con trajes Hazmat, el área bloqueada por cinta roja en la escena del crimen.

Los vecinos presentaron sus respetos en un memorial improvisado frente a la casa con globos, velas y dibujos.

“Conozco a Latoya desde que era una niña. Es una madre muy cariñosa, ama mucho a sus hijos y me duele el corazón escuchar que algo trágico como esto tuvo que sucederle a ella ”, dijo un vecino anónimo a NBC Chicago en ese momento.

Leon Ervin, el abuelo de los niños, dijo a los periodistas locales que estaba demasiado conmocionado para siquiera comprender lo que había sucedido.

“No sé cómo murieron. Todo lo que sé es que los cuatro están muertos ”, dijo a CBS Chicago. “Soy abuelo. Todos me llamaban abuelo. … Estoy devastado, hombre. No se que decir No sé qué decir “.

“¿Qué tipo de persona haría esto? ¿Y para los niños?

Los residentes y familiares de Latoya Jackson estuvieron de acuerdo de inmediato en que quienquiera que la mató a ella y a sus hijos no era un extraño.

“Mi opinión honesta … creo que fue alguien a quien ella conocía, que abrió la puerta y lo dejó entrar. Era simplemente alguien en quien confiaba y que conocía”, dijo la prima de Jackson, Lisa.

“No puedo decirte cuántas veces lo he repetido en mi mente, solo tratando de armar lo que posiblemente podría haber sucedido. ¿Sabes? Y simplemente … me queda grabado que era alguien que ella conocía y que probablemente se acercó y tocó el timbre ”, dijo.

“No pasa un día en el que no piense en el pequeño Kameron y [the others] y lo que podrían haber sido ”, dijo.

Bussell dijo que su mejor amiga era una persona ferozmente reservada y no habría dejado entrar a cualquiera en su casa.

“Esta es su casa, ahí es donde se sentía segura, así que quien le hizo esto no era un extraño”, dijo Bussell, y señaló que el asesino había atacado en un momento extrañamente fortuito: cuando el “vecino entrometido” de Jackson estaba fuera de la ciudad y La propia Bussell no había vivido tanto como de costumbre porque vivía más al otro lado de la ciudad.

“Este es alguien que estaba muy cerca”, dijo.

La afición de Jackson por guardarse para sí misma es también lo que le tomó a la gente tanto tiempo para darse cuenta de que algo andaba mal en la casa, dijo Bussell. Debido a que Jackson “realmente no celebraba las fiestas” y trataba su propio cumpleaños como “solo un día normal”, a nadie le pareció extraño de inmediato que no supieran nada de ella esa semana.

La policía dijo desde el principio que estaban investigando varias pistas en el caso, incluido si Jackson había sido víctima de violencia doméstica, pero nunca nombraron públicamente a un sospechoso ni detuvieron a nadie.

Casi siete años después, Bussell dijo que si bien ella había sido la que había expresado sus sospechas sobre la violencia doméstica a raíz de los asesinatos, ya no creía que ese fuera el caso, y la policía había absuelto a un novio, a quien no nombró. después de que demostró cooperar con los investigadores.

El Departamento de Policía de Chicago se negó a comentar si había nuevos sospechosos o pistas en la investigación.

“No hay actualizaciones en este momento. Sigue siendo una investigación en curso. No podemos comentar sobre los detalles de una investigación abierta ”, dijo un portavoz a The Daily Beast.

La mayoría de los familiares más cercanos de Latoya Jackson fallecieron en los años posteriores a su asesinato, incluido su tío, Dale Jackson, quien había estado liderando el impulso para mantener la tensión en la investigación.

Bussell dijo que esa es parte de la razón por la que se siente obligada a hablar sobre lo sucedido.

“Todavía lloro por esto todos los días. Han pasado seis años. Todavía tengo la foto de Toya como salvapantallas de hace seis años. Yo nunca lo cambié. Me despierto con su cara todos los días … todavía hablo al aire como si estuviera hablando con ella “.

“Siento que tengo que hablar por ella. … No quiero que nadie los olvide. No me importa cuántos años pasen, nunca lo olvidaré. Parece que acaba de suceder ”, dijo.

A lo largo de la entrevista, con frecuencia se sorprende a sí misma refiriéndose a su mejor amiga en tiempo presente, especialmente cuando recuerda lo “llena de espíritu” que estaba la joven madre.

“Si hace buen tiempo a mediados de octubre, Toya se pone su traje de baño y no le importa” lo que la gente piense de ella, dijo Bussell. “Se ponía el traje de baño y caminaba por la calle”.

“Toya era 100% la persona más real que jamás conocerías”, dijo.

“Ni siquiera trato de llenar ese vacío”.

El hecho de que los tres hijos de Jackson fueran asesinados junto con ella dejó un agujero en el vecindario que todavía se siente hoy, dijo Bussell, y agregó que los niños del área continúan luchando para dar sentido a los asesinatos.

“Todavía se acercan a mí todo el tiempo” sobre lo que sucedió, dijo.

Cuando la prima de Jackson, Lisa, habla sobre los niños, el dolor en su voz se ve brevemente superado por el orgullo.

“Realmente iban a ser algo, si hubieran crecido lo suficiente para poder vivir la vida”, le dijo a The Daily Beast, y agregó: “Todos eran niños muy, muy enérgicos. Fueron muy enérgicos. Eran bebés. Amaban a su madre. Y eran excepcionalmente inteligentes “.

El abuelo, Ervin, en comentarios al Chicago Tribune en 2015, dijo el hijo mayor, Andrew,“Quería ser todo” cuando creciera, mientras que Kameron soñaba con convertirse en astronauta.

Kantrell, el más joven, “estaba emocionado de ir a la escuela”, dijo.

Bussell dijo que todos los niños tenían una voluntad increíblemente fuerte, un rasgo que ella dice que obtuvieron de su madre, quien “los educó para ser fuertes”.

Dijo que solo había un pensamiento que la había ayudado a dar sentido a sus muertes.

“Siento que Dios sabía que ella no podría vivir sin esos niños, y esos niños no podrían vivir sin ella”.

About Post Author