inoticia

Noticias De Actualidad
La UE toma medidas sobre materias primas críticas para impulsar la producción nacional

BRUSELAS (AP) – La Unión Europea presentó el jueves planes para renovar radicalmente sus políticas en materia de materias primas críticas, imponiendo límites a las importaciones de países como China al tiempo que da rienda suelta a las subvenciones y otros incentivos financieros para aumentar la producción nacional.

Los planes de la Comisión Europea, brazo ejecutivo de la UE, son esenciales para avanzar hacia una economía climáticamente neutra, al tiempo que aumentan su independencia estratégica en un mundo cambiante de alianzas geopolíticas.

El Comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, declaró: “La UE se está poniendo las pilas”.

El eje de la propuesta es el compromiso de producir en el bloque de 27 países al menos el 40% de la tecnología limpia necesaria para 2030, garantizando al mismo tiempo que no más del 65% del consumo de cualquier materia prima estratégica proceda de un solo país tercero, en la práctica, a menudo China.

En la actualidad, la UE obtiene de China el 98% de sus tierras raras, el 97% del litio y el 93% del magnesio. En total, las materias primas críticas se utilizan en todo tipo de productos, desde paneles solares hasta bombas de calor y coches eléctricos.

Al mismo tiempo que intenta desvincularse de la dependencia china, la UE trata de crear un selecto Club de las Materias Primas Críticas de alianzas, con países como Estados Unidos y Canadá, para cimentar aún más el bloque occidental en un entorno global cada vez más inestable.

“Estamos reforzando nuestra cooperación con socios comerciales fiables a nivel mundial para reducir la actual dependencia de la UE de uno o unos pocos países”, declaró la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Los planes aún deben ser aprobados por los 27 Estados miembros de la UE y el Parlamento, un proceso que llevará muchos meses, quizá más de un año.

Para alcanzar sus objetivos estratégicos y de tecnologías limpias, la UE está dando un importante giro económico, tras predicar durante décadas el evangelio económico del libre mercado y aceptar normas muy flexibles sobre ayudas estatales y subvenciones como ingredientes clave para alcanzar sus objetivos, ya que el bloque tiene que pasar de una economía basada en los combustibles fósiles a una economía verde.

“La financiación privada por sí sola puede no ser suficiente y el despliegue efectivo de proyectos a lo largo de la cadena de valor de las materias primas críticas puede requerir apoyo público, incluso en forma de ayudas estatales”, decía la propuesta de la Comisión Europea. Añadía que ya había adaptado las normas sobre ayudas estatales “para dar más flexibilidad a los Estados miembros a la hora de conceder ayudas.”

“El objetivo es acelerar y simplificar aún más el proceso, con cálculos más sencillos, procedimientos más simples y una aprobación acelerada”, dijo la Comisión.

Al plan de materias primas críticas le seguirán más adelante los planes de la Ley de Industria Neta Cero sobre incentivos industriales.

About Post Author